El Plan de Gestión de Residuos de Construcción (RCD).

Hace unos años escribí un artículo sobre la realización de planes de gestión de residuos de construcción (RCD). Coincidiendo con varias consultas de compañeros sobre el tema, creo oportuno redifundirlo. Espero os resulte interesante.

El Real Decreto 105/2008, de 1 de febrero, que regula la producción y gestión de los residuos de construcción y demolición, en su artículo 5, obliga a la empresa que ejecute la obra, a presentar a la propiedad de la misma un plan que refleje cómo llevará a cabo las obligaciones que le incumban en relación con los residuos de construcción y demolición que se vayan a producir en la obra, y que deberá ser aprobado por la dirección facultativa y aceptado por la propiedad.

A continuación, exponemos nuestro guión para la redacción del plan de gestión de residuos, desarrollado en base a la experiencia acumulada en las obras realizadas.

Constará de las siguientes partes:

1)    Memoria descriptiva.

2)    Memoria de gestión.

3)    Memoria de Control.

4)    Mediciones y Presupuesto.

1)      Memoria descriptiva.

Descripción de los participantes en la obra, promotor y propietario de los residuos, dirección facultativa, empresa contratista o poseedora de los residuos y gestor de residuos, en el caso que el poseedor de los RCD no proceda a gestionarlos por sí mismo.

Descripción de la obra a realizar, así como un plano de situación y localización.

2)      Memoria de gestión.

Los objetivos específicos de prevención, reutilización, reciclado, otras formas de valorización y eliminación, así como los plazos para alcanzarlos.

_ Generación de Residuos:

Se realizará un estudio de las tareas a realizar con la finalidad de minimizar el volumen de residuos generado, incluyendo los pasos para la optimización de de la gestión de residuos.

Previsión de la cantidad de residuos que se producirán durante la obra, desglosando las cantidades de residuos peligrosos y de residuos no peligrosos, y codificados con arreglo a la lista europea (ver Orden MAM/304/2002). En definitiva, se trata de establecer, estimar más bien, la cantidad y naturaleza de los residuos que se van a generar.

_ Valorización de Residuos:

Listado de los gestores de residuos que operan en las proximidades de la obra: nombre, dirección, teléfono, persona de contacto y residuo con el que opera.

A partir de los gestores disponibles, se realizará un cuadro con las posibilidades de valorización de cada residuo, donde incluiremos la primera, segunda y tercera opciones más favorables, con la finalidad de cubrir cualquier entorno en el que nos podamos encontrar durante la obra.

En este apartado incluirá un plano de emplazamiento de los residuos en obra, minimizando los recorridos internos e intentando evitar las localizaciones intermedian, que acabarían por duplicar los movimientos.

_ Gestión de los Residuos:

En este apartado, incluiremos la información desarrollada en los apartados anteriores, en la planificación de obra, situando en el tiempo la generación de cada residuo, su destino, ya sea su reubicación en obra, o su transporte a un gestor. El resultado será un cuadro, planning de obra, donde se indique la fase de la ejecución, el momento de generación del RCD, el responsable de su gestión, su destino y el uso óptimo, no dejando de considerar las opciones alternativas (por ejemplo: del desmontaje de una cubierta se van a recuperar un número de tejas  aún indefinido; la primera opción es la reutilización en la misma obra, pero tendremos que considerar la posibilidad de que no podamos reutilizarlas, al ser la cantidad escasa, con lo que valoraremos una segunda opción, que será reutilizarlas en una segunda obra e incluso una tercera, que podría ser la cesión a terceros).

En esta parte es imprescindible identificar los residuos potencialmente tóxicos para que puedan ser tratados de manera específica: si un residuo inerte es contaminado por un residuo peligroso, la totalidad del material inerte pasa a ser considerado como peligroso.

3)      Memoria de Control.

Planificación del seguimiento y del control del cumplimiento de lo especificado en el plan. Designación del responsable del control de la gestión de los residuos, así como de la verificación del planning de gestión de residuos y adopción de las medidas a adoptar en caso de incumplimiento de las responsabilidades de alguno de los participantes.

Para documentar la correcta gestión de los residuos, se creará para cada uno, una ficha de trazabilidad, donde se anotará:

–          La identificación del poseedor y del productor.

–          La obra de procedencia y el número de licencia.

–          La unidad de ejecución.

–          El material.

–          El volumen (o peso).

–          La categoría del residuo, según Orden MAM/304/2002.

–          Su destino y posibilidades de valorización

–          El responsable de su gestión en obra y el responsable externo, con sus correspondientes firmas y fechas.

4)      Mediciones y Presupuesto.

La estimación de los costes de las operaciones de prevención, gestión, valorización y eliminación. Medios de financiación de los costes originados.

021113_01

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s