Dirección de Ejecución. Una reflexión sobre lo que viene.

Se acerca el final de año y, como no podía ser menos, es un momento ideal para las reflexiones sobre el futuro inmediato. En lo que a nuestra profesión se refiere, estamos ante un momento complicado. Las nuevas exigencias en cuanto a eficiencia y sostenibilidad, y el uso de las nuevas tecnologías y redes sociales, deben tener una presencia importante en el día a día, mientras se hace frente a una situación económica difícil, tanto afianzando nuestra posición, como adentrándonos en nuevos mercados de mayor pujanza.

Eficiencia y sostenibilidad.

Adaptarse a las nuevas exigencias será imprescindible para hacerse un hueco en el mercado. Optimización del proceso constructivo, control ajustado y garantizado de los plazos, conocimiento exhaustivo y continua actualización de nuevos materiales y tecnologías aplicadas, son algunas de las tareas que proporcionarán valor añadido a la ejecución del proyecto.

Nuevas tecnologías y redes sociales.

Aprovechar las nuevas tecnologías para la mejora del desempeño. Para el que no lo haya hecho ya, el uso de aplicaciones en smartphones y tablets para el control de la ejecución, así como el de las redes sociales para mejorar la comunicación con clientes y contratas y controlar las incidencias de obra en tiempo real, deberán ser pasos a dar cuanto antes.

Trabajo.

Una más que posible situación de paréntesis, en un año de elecciones en Andalucía, junto con los anunciados recortes impuestos en el primer año de legislatura del gobierno central, no hace temer que la situación, en lo que a obra pública se refiere, no va a cambiar mucho.

Por oro lado, sí creemos que habrá una ligerísima mejora en cuanto a actividad privada, principalmente en la vivienda de nivel alto (sobre todo en base a unos parámetros de diseño claros: vivienda amplia, moderna, de materiales nobles, en contacto con el exterior…; viviendas que permitan al comprador dar un salto de calidad evidente y que no entre en competencia con el stock existente). De todas formas, no creemos que este leve repunte sea significativo, y el 2012 volverá a ser un año difícil.

Para concluir, dos apreciaciones:

Primero, la apuesta por la agrupación y colaboración entre técnicos debería entrar en los planes de todo estudio con ganas de crecer, y poder así para hacer frente a la situación con un potencial mayor, reducir costes y aprovechar las sinergias creadas.

Segundo. Los colegios oficiales deben dar un paso al frente y dejar de lamentarse por la pérdida de facturación y de competencias. La organización de misiones comerciales y la preparación y ayuda a los técnicos en su salida al mercado internacional, son servicios con los que recuperar cuota de mercado, a la vez que se facilitan nuevas vías laborales a sus colegiados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s